EDITORIAL

Los grandes perdedores… los manipuladores de siempre

No se sabe si ahora sí van a aprender los que siempre han vivido de las elecciones
martes, 9 de febrero de 2021 · 07:00

El Consejo Nacional Electoral se apresura a dar resultados, y esto no se sabe si es por sabios, por ignorancia, por mala intención o por haber sido ordenados que así lo hagan y con ello han desatado una incertidumbre socialmente peligrosa. No se debía haber declarado resultados si es que en verdad había tan poca diferencia entre el segundo y tercero.

Ya se hablaba de la “necesidad” de controlar quién mismo sería el contendor de los correistas; un empresario de vieja data que no les convenía ni a ellos mismo o un banquero que viene intentando ser presidente, o por otro lado, un asimilado candidato de última hora que es la opción más lógica del ya conocido y sabio refrán “divide y ganaras”.

 Lo único cierto es que a todos los manipuladores; politiqueros, gobierno, encuestadoras, prensa e inclusive al mismo correismo, parece que el tiro les salió por la culata, ya que el contendor que podría pasar a segunda vuelta les tapa la boca a todos.

Por otro lado, es una lección de humildad lo que la primera vuelta deja como resultado claro. El país no cree en la denominada derecha ecuatoriana y hasta se puede decir que la rechaza y es por lo hecho en las últimas décadas se han autodenominado “únicos salvadores de la patria”.

No saben respetar a la ciudadanía y ésta les ha castigado con “guante blanco” en las urnas, y la cuestión no quedara allí, tendrán que agachar la cabeza y votar por uno de los dos candidatos que han quedado, ambos de izquierda sin duda y a los que ellos dicen “no soportar” y que por otro lado de los que han vivido siempre.

También se complica las cosas para los que ya eran ganadores en una sola vuelta ya que si el adversario sale de sus propias correas, les debilita tanto que se les hará muy difícil consolidar la mayoría que necesitan para ser los elegidos.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia