Alberto Elizalde Yulee

El condenado...

Chimbadores como los que pululan en la Asamblea, donde de 137 ilustres, 60 son investigados por corrupción y por miserias como burlarle un carnet de discapacitado a quien lo necesita...
martes, 15 de septiembre de 2020 · 06:30

Deambula ambulante por el frio ático en el otoño de sus aspiraciones políticas. No aprendió a guardar y derrochó pronto la riqueza que le llegó, y ahora, ahora vivirá de las migas que le lleguen desde Siberia.

No aprendió a hacer amigos y camina solitario en su soledad por calles empedradas de pavee y olor a lluvia que no es la suya, entre desconocidos prestados en el país de su esposa…

Deambula preguntándose porqué sus seguidores no han salido a las calles, como en octubre, cuando incendiaron la capital por asuntos menos importantes que su persona… ¿Por qué no han prendido la Fiscalía? ¿Dónde están sus devotos, los trolls, la prensa internacional? ¿Por qué no han protestado vehementemente Maduro y Fernández, la UNASUR? Ingratos, ya olvidaron la mano que les dio de comer…

Deambula El Condenado y es mejor que lo dejemos ahí, ya es cosa juzgada.

Por lo menos para los próximos 8 años, o quizás solo 4, porque Correa no es el único ni el ultimo chimbador, hay más.

Están en todas partes. Los ecuatorianos somos infalibles a la hora de dañar lo que empieza a funcionar, es como si nos diera miedo que nos vaya bien.

Debe ser un atavismo provocado por siglos de sumisión y humillación, pero la verdad es que, cada vez que el país parece enrumbarse… se des enrumba, se pierde, se relaja, retrocede, borra con el codo lo que hizo con la mano.

Chimbadores como los que pululan en la Asamblea, donde de 137 ilustres, 60 son investigados por corrupción y por miserias como burlarle un carnet de discapacitado a quien lo necesita, solo para sentar sus nalgas en autos de “alta gama”.  Miserias, que la sociedad las tiene bien identificadas y por eso 95 de 100 no les cree ni los quiere.

Son peores que los correistas, que ya es decir mucho decir. Son peores porque los verde Flex por lo menos se refugian en la fé, creen, aunque no vean. Pueden pecar de candidez, o idealismo, o escepticismo, o resentimiento, o simplemente sentido de clase obrera, pero, los otros, los y las asambleístas oportunistas, no tienen un pelo de inocentes. Saben bien lo que quieren hacer, medran del caos y no les conviene que al país le vaya bien.

Para lograrlo, ahora quieren tumbar los dos pilares del gabinete que sostienen al gobierno, caníbales políticos insaciables como son, piden su banquete a ver que consiguen.

Van por Martínez y por Romo. Como para que internacionalmente entiendan que a nosotros no hay como entendernos…
Oportunistas con mascarillas, que quieren colgar al ministro que consiguió un acuerdo para manejar la deuda externa mejor que el de Argentina, la otra díscola de América. Juzgar al que consiguió los fondos emergentes y salvar la dolarización que hace 6 meses estaba entubada y en cuidados intensivos, culparlo porque no tiene plata para pagar a tiempo a los municipios y universidades… en plena pandemia…, politicuchos que prefieren olvidar porque las arcas están vacías.

Oportunistas con mascarillas que siempre llegan de segundo plato, van tras la ministra, no por el reparto de los hospitales que no pueden probar (o prefieren no revolver el avispero…), sino por hacer su trabajo en el octubre rojo de sangre, odio y fuego. Por evitar que se tomen el país y el poder a plumazos y patojazos insultantes. Y para lograrlo, no tienen empacho en acostarse en la misma cama amarillos con verdes. Como para que vean que la madera guerrera también puede flotar como la balsa revolucionaria.

Oportunistas con mascarillas que creen que hemos olvidado quienes, y qué hicieron. Acostumbrados como están a creer que los demás también olvidan a conveniencia.

Por eso, debemos aprovechar la ventana de oportunidad que se presenta al país.

El Ministro, la Ministra y la Fiscal han hecho su trabajo. Ahora le toca a la ciudadanía hacer el suyo y mirar adelante.

Dejemos al Condenado que deambule solitario mirando hacia atrás…

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia