ANDERSON ARGOTHY

Economía: avances y retrocesos.

La economía en el mediano o largo plazo se recuperará, pero las vidas que se pierdan jamás.
jueves, 30 de julio de 2020 · 06:30

El camino al desarrollo por parte de los Países Latinoamericanos constantemente se ha visto marcado por avances y retrocesos, si se grafica el Producto Interno Bruto por persona en un horizonte temporal de 50 años se aprecia claramente una línea ondulada a lo largo del tiempo. En economía esto puede ser explicado por el comportamiento cíclico basado en cuatro partes fundamentales: auge, recesión, depresión y recuperación. Sin embargo, para los no economistas el estado del ciclo se ve en la calle, en la vida diaria, lo que enfrenta cada familia a final de mes y esta es la única información verdadera palpable por la ciudadanía.

El ciclo actual trae a la memoria momentos del pasado que creíamos superados, por ejemplo, la década de los noventa con servidores públicos y maestros impagos, una escalada privatizadora sin precedentes, pérdida masiva de empleos, corrupción generalizada y deterioro de las condiciones de vida de la población. Estos hechos fácilmente describen la situación actual, la población lo siente y lo vive a diario, la esperanza cada vez se va minando en la conciencia colectiva, provocando que la situación se agudice. Hasta el día de ayer los docentes universitarios reclamaban mediante una huelga virtual el no pago de dos meses de sus salarios. No obstante, en el mismo país y bajo el mismo gobierno el servicio de la deuda (pago de deuda exterior) se ha realizado sin retraso en los tiempos acordados con los tenedores de bonos internacionales, cabe una pregunta: ¿la población de un país importa menos que la deuda externa? Que cada uno obtenga su propia respuesta y su consecuente análisis, no se trata de dirigir un único pensamiento, el objetivo es generar la capacidad de análisis de la situación.

Todos los países del mundo han realizado ingentes esfuerzos para afrontar la situación económica derivada de la crisis sanitaria internacional, sin embargo, Ecuador es el único que se ha escudado en esta para precarizar las condiciones laborales y vitales de sus ciudadanos, se ha tergiversado el concepto de economía al servicio de los ciudadanos por el de ciudadanos al servicio de la economía. Claro está que la recuperación económica es tarea de todos, pero al igual que las empresas, los trabajadores asalariados públicos y privados, microempresarios y subempleados también deben ser protegidos y asistidos por el gobierno central, para que más allá de seguir produciendo a toda, puedan seguir viviendo y compartiendo con sus familias, en condiciones dignas y sobre todo con la esperanza de prosperar en el sistema y no ser esclavos del mismo.

La economía en el mediano o largo plazo se recuperará, pero las vidas que se pierdan jamás.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios