OPINION

La OMS debe muchas explicaciones

Son muchas preguntas y ninguna respuesta. El mundo duda de la OMS y no es para menos.
viernes, 3 de julio de 2020 · 07:00

El anuncio de China de que se descubrió una nueva cepa de un virus de gripe potencialmente pandémico debe tenernos en alerta. Ya nos pasó con el Covid-19. Nadie paró mucho asunto porque pensamos que eso no nos podía pasar a nosotros. Pero ahora debemos estar más en alerta porque la Organización Mundial de la Salud genera más desconfianza que nunca.

Hasta ahora no sabemos qué es verdad y qué es mentira. Dan declaraciones y luego se retractan. El mundo sabe que ustedes conocían desde antes que acabara el 2019 sobre lo peligroso del asunto y callaron, le hicieron el juego a China y ahora vemos los resultados. Son miles de muertos en el mundo, millones de contagiados, los países están en la cuerda floja porque las economías tambalean. Y ahora nos salen con que descubrieron un nuevo virus en cerdos que podría ser potencialmente una pandemia.

Es sospechoso, por decirlo menos, que seis meses después de la descabellada e irreal situación en la que el mundo se encuentra, nos salgan con que hay un riesgo de una nueva pandemia. Cada vez me inclino más  a pensar en que estos meses se los debemos a las mentes más siniestras que intentan establecer nuevos mecanismos de control para los seres humanos. Porque de verdad, las cosas nunca volverán a ser como antes.

¡Nos están matando! Pero ¿Cuál es el objetivo? Las economías de los países están destrozadas. Los muertos se incrementan, los contagios se elevan de forma alarmante. La Organización Mundial de la Salud le debe una explicación al mundo. Le deben una explicación del por qué misteriosamente quienes querían revelar lo que empezó a pasar en Wuhan murieron. Le deben una explicación del por qué escogieron la peor salida a una crisis sanitaria que pudo evitarse. El por qué sólo se hicieron cuatro autopsias en China y se acogió como protocolo incinerar a los muertos  por Covid sin autopsias. En Italia crearon un protocolo e hicieron 400 autopsias y descubrieron que nada de lo que nos dijeron es real y automáticamente descartaron el protocolo de tratamiento de la OMS y los trataron con antibióticos y medicamentos que ayuden a oxigenar la sangre. En un día Italia dio el alta a 20 mil pacientes cuando se cambió el tratamiento.

Son muchas preguntas y ninguna respuesta. El mundo duda de la OMS y no es para menos. Y que ahora nos salgan con un nuevo virus chino, sería demasiado evidente que lo que está detrás de los encierros masivos no es más que una diabólica estrategia política, pero ¿De quién? Lo que no hay que dudar es que el virus ha tenido muchas caras, pero ninguna lo suficientemente clara. Pero está ahí.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios