EDITORIAL

Callaron a políticos y gobernantes...

Esperen ciudadanos..., que ya se anotan los que se suben en el carro de la victoria.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 07:00

No hay duda que los que sacan la cara por el país no están haciendo bulla y sainete diario para que los medios les tomen en cuenta. Algunos deportistas en estas semanas hacen enorgullecer de ser ecuatorianos y tapan de alguna manera la vergüenza que nos hacen pasar los políticos y gobernantes de nuestro país.

Una expresión correcta se pudo leer en redes cuando se pidió al Presidente no subirse en el tren de la victoria de la Selección Nacional de Futbol que sin aspavientos y creencias de idolatría nos dejaron un buen sabor de boca al participar en las eliminatorias con decoro y honradez de gente de bien. Una veintena de jugadores han hecho que cientos de periodistas internacionales hablen bien del país, lo que ni siquiera los propios eruditos del fútbol nacional lo hacían si no se incluía a ciertos "tótems" de ciertos equipos intocables. Solo algunos dirigentes de equipos importantes pusieron sus felicitaciones en redes sociales con merecimiento, por cuanto ellos si saben a ciencia cierta lo que cuesta hacer buen deporte en Ecuador.

Ni se diga más sobre el ciclismo y la marcha, en donde también han salido a sacar la cara gente que se ha forjado por si sola y no por un mundillo de corrupción y modus vivendi de esa política barata de esquina. Esos deportistas no necesitan nada de nadie para ser lo que son ya que se han forjado su presente y futuro a sudor y fuerza propia y de sus familiares. Esos deportistas son realmente de lo que los ecuatorianos estamos hechos; de honradez, decencia y humildad.

Ya vendrán las sinvergüencerías de los de siempre, condecorando y diciendo premiar para así subirse en el carro del triunfo, porque son gente de poca vergüenza y de poco linaje humano, y seguramente piensan que con esas dadivas baratas serán recordados. Si seguramente si serán recordados, pero como aquellos individuos que en su trabajo no hicieron nada de nada y que de manera hipócrita y pobre, se subieron en la gloria de los que sí valen para llenar los libros de las memorias de los ecuatorianos en futuras generaciones.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia