Nacional

Masacre, en la Penitenciaría del Litoral, se originó tras la celebración del cumpleaños de alias ‘Junior’, líder de Los Choneros

La celebración del cumpleaños de alias ‘Junior’, líder de Los Choneros, la noche del 24 de septiembre, habría desatado la furia de integrantes de las bandas Los Lobos y Tiguerones, protagonistas de la masacre en la Penitenciaría del Litoral.

Imagen referencial
Imagen referencial

Una fiesta de cumpleaños de Los Choneros, realizada en el pabellón máxima seguridad especial de la Penitenciaría del Litoral, la noche del 24 de septiembre, desató una guerra entre bandas delictivas.

El resultado de este nuevo enfrentamiento fue 31 presos muertos y 46 heridos, tras cinco horas de balaceras y agresiones.

Miembros de Los Choneros celebraban el cumpleaños de ‘Junior’, uno de sus cabecillas, y enviaron el mensaje de que eran ellos quienes tenían el poder sobre el centro penitenciario.

Un alarde que habría desatado la furia de las bandas de Los Tiguerones y de Los Lobos, cuyos líderes estarían a punto de ser reubicados en otras cárceles.

El ataque fue concebido el fin de semana y comenzó a las 09:15 del martes 28 de septiembre.

Fue comandado desde los pabellones 8 y 9 para eliminar a los cabecillas de Los Choneros, tomar el control de la cárcel y evitar que sus líderes salieran de los pabellones.

El ataque

Un grupo de Los Tiguerones atacó los pabellones 1 y 3, de máxima seguridad, donde decapitó a cinco personas.

Luego, el mismo ‘comando’ se dirigió al sector 5 y asesinó a 19 presos, al lanzar una granada y luego disparar contra los sobrevivientes.

Pero el fuego fue respondido con armas por Los Choneros, que se encontraban en esa zona.

Cerca de las 11:00, unos 400 policías reforzaron los exteriores de la cárcel para evitar que se produjera una fuga masiva, aprovechando el fuego cruzado.

Minutos después llegaron unidades especializadas de los grupos de Operación y Rescate (GOE), de Intervención y Rescate (GIR) y Especial Móvil Antinarcóticos (GEMA), para controlar la situación, mientras el personal administrativo y seis cocineros eran evacuados en medio de la balacera.

Cerca de las 14:00, el enfrentamiento fue controlado y los agentes de Criminalística pudieron ingresar para realizar el levantamiento de los cadáveres y comenzar las investigaciones.

Un drama pendiente

El Gobierno ofreció USD 75 millones para invertir en las cárceles. El objetivo de Fausto Cobo, entonces director del Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI), era mejorar la infraestructura y la tecnología en los centros penitenciarios.

Sin embargo, las compras y los procesos todavía no se han iniciado, luego de que el 28 de julio de 2021, tras el penúltimo motín que dejó 22 muertos en las cárceles, el SNAI declarara en emergencia a todo el sistema de rehabilitación social del país.

Esa emergencia, entre otras cosas, permite al SNAI hacer compras directas y rápidas para solucionar los problemas más urgentes.

Pero los anuncios de Cobo no llegaron a concretarse, ya que el lunes 27 de septiembre dejó el cargo para asumir la dirección del Centro de Inteligencia Estratégica.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias