Internacional

Biden y Macron celebran este viernes su primer encuentro tras la 'crisis de los submarinos'

Se estima que los presidentes aborden nuevas formas de cooperación en el Indo-Pacífico, la situación de China, el escenario en Afganistán y el programa nuclear de Irán.  

Imagen referencial
Imagen referencial

El presidente de EE.UU., Joe Biden, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, prevén mantener este viernes una reunión que podría convertirse en uno de los momentos clave en las relaciones entre ambos países desde el inicio de la 'crisis de los submarinos', informa AP. El encuentro se llevará a cabo en vísperas de la cumbre del G20, que se celebrará el 30 y 31 de octubre en Roma (Italia).

La reunión entre Biden y Macron se convertirá en el primer encuentro en persona de ambos mandatarios después de las fuertes tensiones, desatadas por la creación de la nueva alianza trilateral AUKUS. 

Se estima que los presidentes aborden nuevas formas de cooperación en el Indo-Pacífico, la situación de China, el escenario en Afganistán y el programa nuclear de Irán.

De acuerdo con el asesor nacional de Seguridad estadounidense, Jake Sullivan, Washington se siente "muy bien con la interacción intensiva" que ha mantenido con París a lo largo de las últimas semanas. Asimismo, señaló que está previsto que Biden y Macron emitan una declaración conjunta que abordará las esferas de cooperación mutua.

Por su parte, el mandatario francés anunció que la reunión tiene como objetivo "reanudar la cooperación" entre ambos países. Asimismo, espera abordar las cuestiones de fortalecimiento del potencial militar de Europa.

¿Beneficio mutuo?

Sin embargo, según señalan algunos expertos, la reunión responde más a los intereses de Francia dado que las relaciones entre París y Washington podrían ser clave para la posición del país europeo en la escena internacional.

"Puedo decirle que [el encuentro] es muy anticipado por la parte francesa. Me pregunto si también es muy anticipado por la otra parte", aseveró a CNN Célia Belin, profesora invitada del Centro sobre los Estados Unidos y Europa de la Institución Brookings.

"Uno es una superpotencia. El otro es esta potencia media fuerte. Pero tienes un desbalance. Y para Francia tener una buena relación o tener una relación clara con EE.UU. también es una condición para, por ejemplo, la influencia en Europa", agregó Belin.

Por su parte, el analista de Inteligencia y riesgos a la seguridad nacional Fernando Cocho opina que EE.UU. intentará "no perder un aliado tradicional". Asimismo, señala que el país norteamericano podría tener que dar explicaciones a Francia o compensar de alguna manera por la 'crisis de los submarinos' para que uno o varios aliados de Washington preserven los intereses de EE.UU. en el continente europeo.

La cooperación trilateral entre EE.UU., el Reino Unido y Australia prevé que EE.UU. ayude a Australia con tecnologías necesarias para dotarse de submarinos de propulsión nuclear, suspendiendo de este modo el contrato del país oceánico con Francia. El hecho fue repetidamente calificado por el país europeo como "traición".

En el marco del contrato rescindido entre Francia y Australia, estimado en unos 66.000 millones de dólares, se preveía la construcción de una flota de 12 sumergibles convencionales.

La creación de la alianza hizo que París llamara inmediatamente a consultas a los embajadores franceses en Estados Unidos y Australia, aunque posteriormente retiró su decisión.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias