Entretenimiento

El descomunal éxito del bolso más pequeño creado por Dior: vale 200€ y arrasa en TikTok

En realidad tiene truco. Se trata de un estuche de pintalabios que TikTok ha elevado a bolso icono.

Imagen referencial
Imagen referencial
Por:  Redacción La Verdad

Érase una vez un bolso tan pequeño, tan pequeño, que lo llamaron Le Chiquito. Aquel minúsculo accesorio de tan solo 12x9 centímetros creado por la firma francesa Jacquemus en 2018 era tan menudo como irresistible y abriría una nueva era en el tamaño, la estética e incluso la razón de ser de este complemento: los bolsos más deseados comenzaron a ser cada vez más pequeños, concretamente un -38% en ancho y un -45% en alto según un estudio elaborado en 2019 por la plataforma de búsqueda especializada en moda Lyst. Y más aún: las búsquedas de minibolsos aumentaron un 147%. Jacquemus abrió la caja de Pandora y firmas como Chanel, Bottega Veneta, Gabriela Hearst, Givenchy, Marc Jacobs, Hermès y Chloé lanzaron también sus nanobolsos al mercado. Y en el momento en que la tendencia parecía eclipsarse por su antítesis (en el otoño de 2021 las marcas proponen bolsos muy muy grandes, quizá por la constante necesidad de ruptura que siempre sucede en la moda), un vídeo en TikTok está poniendo patas arriba todo lo que siempre habíamos pensado de un bolso icónico.

Todo empezó cuando una joven llamada @megantinxie publicó tres vídeos en la red social enseñando el nuevo Miniaudière Rouge Dior, un estuche y portabarras de labios que la casa francesa Dior ha lanzado en edición limitada de fin de año. Megan enseñaba no solo el haul del producto (como se refiere en redes a desenvolver paquetes de productos) sino también su capacidad, abriendo la posibilidad de que este pequeño neceser se convierta en un bolsito. Lo que cabe, por cierto, son varias tarjetas bancarias, una barra de labios, las llaves del coche y una mascarilla quirúrgica doblada. También enseña cómo colgarlo gracias a la cadenita dorada que incluye, o cómo el pequeño apéndice circular que tiene (concebido como portapintalabios) puede llevar la tendencia del minibolsito a nuevas minúsculas medidas. Básicamente está proponiendo que puedes tener un bolsito de Dior (y los cuatro labiales que vienen en el cofre) por 200€, un rango de precio muy alejado de las cuatro cifras de las que parten los bolsos clásicos de la marca.

Casi ocho millones de reproducciones después la firma nos confirma que las ventas de este objeto han aumentado considerablemente en dior.com, causando rupturas de stock antes de que empiece la temporada de Navidad.

Considerado un “objeto exclusivo” dentro de la firma, este pequeño cofre atestigua el savoir-faire de los ateliers Dior y rinde homenaje a la icónica dirección del 30 Avenue Montaigne, donde late desde siempre el corazón de la maison, explican en la firma, donde coinciden en que el Miniaudière puede usarse como bolso de mano, al hombro o en torno al cuello “para completar un look sofisticado y moderno”. Dentro incluye la emblemática barra de labios Rouge Dior y cuatro recargas: 466 Pink Rose (un rosa natural perlado acabado satinado), 858 Red Pansy (un rojo mate), 862 Winter Poppy (un rojo aterciopelado con reflejos fríos) y 873 Sparkling Peony (un burdeos metalizado intenso). Además, la firma ofrece un servicio de personalización gratuito con el que se puede grabar un nombre, una palabra o unas iniciales en el estuche, asegurándose tener una pieza única en el mundo.

¿Por qué nos fascinan tanto los bolsos pequeños?

El minimalismo es una corriente que domina tanto en la moda como en la belleza, y que ha acentuado su trasfondo después de la pandemia. Conecta con la necesidad actual de llevar pocas cosas encima, simplificar nuestros rituales y reordenar prioridades (bien en la vida, bien en el bolso). La clave la explicaba así Sandra Choi, directora creativa de Jimmy Choo, en un artículo de Lisa Armstrong publicado en The Telegraph: “Puedes meter todo lo que necesitas en los minibolsos. En mi caso es únicamente un bálsamo labial, un corrector y mi teléfono. Hago todo a través de él, incluso pagar la compra del supermercado”. Pero hay algo más. Algo tan intangible como necesario a la hora de crear un icono de moda: la magia. Lo definía a la perfección en aquel texto la diseñadora Paula Cademartori (cuyos bolsos en miniatura representan una cuarta parte de sus ventas): “Hay algo de lo más adorable en un bolso pequeño”.

Fue Karl Lagerfeld quien vio el atractivo del microbolso antes que nadie: en la colección Primavera Verano 2015 de Fendi redujo el estilo del clásico Peekaboo de la marca y le colocó algunos abalorios que parecían más grandes que el bolso en sí. Si echamos la vista atrás en el tiempo, a las fotos antiguas de la alta sociedad y la realeza, se puede apreciar que las mujeres rara vez llevaban bolsos más grandes que sus manos. Con referentes como Isabel II el tamaño del bolso quedó como indicativo de estatus: cuanto más pequeño era más se significaba como un simple ornamento ya que aquellas mujeres que lo porteaban no tenían la necesidad de cargar con sus cosas encima (ergo, de trabajar como las demás). Se dice que la propia reina de Inglaterra lo utiliza como lenguaje con sus asistentes (al parecer, cuando lo cambia a su brazo derecho significa que está lista para seguir andando) y también existe el rumor de que Kate Middleton (aficionada a los clutch y bolsitos de mano) los lleva prácticamente vacíos, no por coquetería sino como ese "algo entre las manos" que suele ayudar a presentarse en público.

La percepción pública cambió cuando Hermès presentó el bolso Birkin en 1984, diseñado para (y nombrado en honor a) Jane Birkin después de un encuentro fortuito con el entonces Jean-Louis Dumas, entonces director de la casa francesa. La practicidad en esta década se concibe de otra forma, y la propia Birkin hizo una revelación de tinte feminista hace un par de años en la BBC que si llenas el bolso con “basura y la mitad de los muebles de tu casa, es un bolso muy, muy pesado. Ahora lleno mis bolsillos como un hombre, porque entonces no tienes que cargar nada”. De ahí, quizá, que los bolsitos con un tamaño absolutamente mínimo sean hoy una fantasía necesaria y nos despierten hoy tanta fascinación.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias